Stablecoins: Qué son, qué tipos existen y cómo funcionan

Las stablecoins son monedas digitales generalmente diseñadas para mantener la paridad con el dólar.

También existen otras cuyo objetivo es mantener la paridad con el euro, el oro o hasta el barril de petróleo, pero no son las más comunes.

Son una pieza clave para la adopción de las criptomonedas y las finanzas descentralizadas. Para que una moneda estable funcione como tal se diseña bajo determinados mecanismos que nos permiten diferenciarlas según su respaldo. 

El objetivo que tiene DeFi de llevar herramientas financieras accesibles a los desbancarizados es difícil de lograr con monedas tan volátiles como Bitcoin o Ether. Las stablecoins aparecieron para llevarle descentralización, transparencia y soberanía a aquellos que no quieren arriesgarse a la volatilidad. Sin embargo, como veremos a continuación, no es una tarea fácil.

En teoría, las monedas estables no deberían tener volatilidad para poder, de alguna manera, cumplir su función. ¿Esto quiere decir que siempre y bajo cualquier circunstancia mantendrán su paridad? No. En algunos momentos, diferentes monedas estables han perdido su paridad como así también muchas la han recuperado.

¿Cómo funcionan las stablecoins?

La forma más fácil de hacer que un activo siga el precio de otro es hacer que el primero sea redimible, o intercambiable, por el segundo. Supongamos que queremos hacer una criptomoneda ($LIM) atada al precio de un limón. Para esto podemos poner un puesto en el mercado central en el que intercambiamos limones por LIM y viceversa.

Al principio nuestro token va a valer cero, pero inmediatamente la gente lo va a empezar a comprar para intercambiarlo por limones en nuestro puesto y luego venderlos. Si en algún momento el precio de LIM vale más que un limón, la gente nos va a traer limones al puesto para intercambiarlo por LIM y venderlos más caros. Este sistema se basa en el arbitraje y es la base del funcionamiento de todas las stablecoins.

¿Cuáles son los distintos tipos de stablecoins?

Existen stablecoins centralizadas y descentralizadas. Veámoslas en detalle:

Centralizadas:

Las stablecoins respaldadas por dinero fiat son las más populares. Para crearlas, emitimos un token respaldado por distintos tipos de activos financieros. Es decir que si tenemos 100 USD en el banco podemos emitir 100 tokens, cada uno intercambiable por un dólar (para mantener el precio estable). Después podemos permitirle a la gente depositar dólares en esa cuenta a cambio de tokens.

Ventajas:

  • Tienen un respaldo estable, son intercambiables uno a uno por dólares. Tienden a seguir de cerca el precio del dólar.
  • El sistema es simple y no tienen problemas de escalabilidad.

Desventajas:

  • Son centralizadas, el poder para emitir y destruir monedas está a cargo de una sola institución.
  • Esta institución tiene custodia total de los fondos y podría decidir bloquear las monedas de cualquier usuario.
  • Como las reservas están en un banco, están sujetas a regulaciones gubernamentales y pueden ser incautadas.
  • Al no tener las reservas en la blockchain, debemos confiar en los reportes o auditorías que nos digan qué activos tienen y qué cantidad.

Ejemplos:

  • USDT: Fue creada por la compañía Tether Inc en el 2014 con sede en Hong Kong. Es la stablecoin más grande del mercado según market cap y volumen transaccionado. Tuvo varias demandas y siempre fue criticado por su poca transparencia. En esta página se pueden ver los reportes hechos sobre las reservas de USDT.
  • USDC: La empresa detrás de USDC es Centre, una asociación entre la empresa Circle y el exchange Coinbase. USDC fue creado en el 2018 con sede en Estados Unidos. Es la segunda stablecoin más grande del mercados según market cap. Todos los meses publica documentación sobre el valor de sus reservas, se pueden ver acá.

USDT lideró el mercado de stablecoins por muchos años, pero últimamente USDC le está pisando los talones. Actualmente el market cap de USDT está apenas un 19% por sobre el de USDC. Ya sea una o otra, la dominancia de las stablecoins respaldadas por dinero fiat por sobre los otros tipos es enorme. Solo estas dos monedas forman casi el 80% del mercado total de stablecoins.

 

2. Descentralizadas: 

A. Respaldadas por crypto:

Al ver los problemas de centralización que sufren las stablecoins respaldadas por dinero fiat, surgió la necesidad de construir stablecoins que existan únicamente dentro del ecosistema crypto. Para lograrlo se utiliza el mismo sistema de respaldo pero esta vez, el activo no es dinero fiat sino otras criptomonedas. Esto quiere decir que para emitir un token debemos depositar en el protocolo cierta criptomoneda.

Ventajas:

  • Son descentralizadas y otorgan 100% de custodia propia a sus usuarios.
  • No dependen de ningún activo fuera de la blockchain que pueda ser incautado por autoridades.
  • Son resistentes a la censura, nadie tiene el poder de negarnos el acceso a ellas.
  • La emisión y el respaldo son transparentes y verificables por cualquiera de nosotros.

Desventajas:

  • El problema que nos encontramos al respaldar una stablecoin con criptomonedas es la volatilidad. Si respaldamos una stablecoin con BTC y este pierde valor, ya no se va a poder intercambiar 1 token por 1 USD de BTC. Esto va a hacer que nuestro token deje de valer 1 USD.
  • Al funcionar a través de smart contracts, son susceptibles a hackeos o errores de código.
  • Al depender de un sistema sobrecolateralizado son menos escalables, ya que su crecimiento requiere el bloqueo de muchas monedas

Ejemplos:

  • DAI: Esta es la primera stablecoin descentralizada, creada en el 2017 por MakerDAO en la red de Ethereum. Inicialmente solo aceptaba ETH como colateral pero fue agregando otras monedas como WBTC y USDC. Aunque es la stablecoin descentralizada más grande del mercado, su market cap representa apenas un 10% del de USDT.
  • Dollar on Chain (DoC): Money on Chain, el protocolo que está detrás de DoC, fue desarrollado en el 2019 acá en Argentina. DoC es una stablecoin descentralizada  y colateralizada por BTC en la red de RSK (una sidechain de bitcoin que soporta contratos inteligentes). En este momento cada DoC en circulación está respaldado por 6.4 USD de BTC.

B. Algorítmicas:

Por otro lado, las stablecoins algorítmicas son menos conocidas y algunas de las más nuevas en el mercado. El valor de estas monedas no está respaldado ni por una moneda fiat ni por otras criptomonedas, sino que la vinculación ocurre por medio de algoritmos que emulan el precio de estos activos. ¿Qué quiere decir esto? Si la stablecoin cotiza por encima de 1 dólar, el sistema crea automáticamente nuevas stablecoins hasta que el precio vuelve a caer a 1 dólar. Si la stablecoin cae por debajo de 1 dólar, para restablecer la paridad, se debe reducir la oferta de stablecoins.  Esto puede llevarse a cabo de diversas maneras dependiendo del diseño de la moneda misma: mediante staking, quema o alguna otra manera.

La principal desventaja de los mecanismos algorítmicos es la vulnerabilidad de la paridad durante bear markets y caídas repentinas del mercado. Si la presión de venta se mantiene durante un período prolongado de tiempo, el precio caerá por debajo de lo que el sistema puede absorber, lo que puede desencadenar un espiral.  Además, es necesario saber que todo código desarrollado por humano tiende a tener errores. Nada es infalible y es por esto la importancia de la tecnología «open source» o de «código abierto», porque hay muchos ojos mirando el mismo código.

Ejemplos:

  • USTC:  Es una crypto algorítmica que buscaba lograr su estabilidad gracias a un sistema de incentivos. En vez de estar respaldada por dólares u otra criptomoneda externa, USTC estaba respaldado por LUNA, la propia moneda del protocolo. La oferta de LUNC estaba pensada para expandirse y contraerse a medida que el precio de $UST se moviera. Estos cambios de precio eran, en general, sutiles y no oscilaban más allá de 0,98 o 1,02 USD. El sistema se basaba en que siempre se pudiera cambiar 1 USTC por 1 USD de LUNC dentro del protocolo. Entonces, cuando el precio de UST caía a 0.98 USD, había un incentivo de comprar USTC del mercado e intercambiarlo por 1 USD de LUNC, ganando un 2%. En este caso se estaban “quemando” 1 USTC y emitiendo 1 dólar de LUNC. Como aumentaba la presión de compra de USTC su precio va a subir y llegará a 1 USD. Si USTC vale más de 1 dólar, hay un incentivo para hacer el camino opuesto.

Sin embargo Terra Classic se derrumbó el 7 de mayo de 2022. Es difícil determinar la causa exacta: Algunos hablan de una falla en el sistema y otros aseguran que fue un ataque. En concreto, el precio de LUNC cayó de forma repentina. Esto hizo que USTC pierda la paridad con el dólar. Como era de esperarse, la gente empezó a comprar USTC, cambiarlo por LUNC y venderlo. Aunque esto puso presión de compra sobre USTC, también aumentó mucho la oferta de LUNA. Con una fuerte emisión y poca confianza en el protocolo, su precio se desplomó. LUNA pasó de valer 80 USD a menos de 1 centavo en solo unos días. Con la pérdida de su sustento, el precio de UST también se derrumbó.

Como siempre te recordamos, es importante informarte correctamente a la hora de comprar criptomonedas y evaluar los proyectos y su historia.


*Tené en cuenta que el comercio de activos digitales implica un riesgo significativo debido a pérdidas que se puedan producir como resultado de las fluctuaciones propias del mercado.