Ethereum vs Solana: ¿En qué se diferencian y qué beneficios tienen?

30 May 2022
'. $image_alt .' 5m

Siempre conviene estar al tanto de los nuevos lanzamientos de tokens y criptomonedas. Existen personas que se sienten muy cómodas operando con una o dos cryptos y otras que, por el contrario, siempre están pendientes de los nuevos proyectos que surgen para ver qué beneficios ofrecen.

Hoy vamos a estudiar las opciones que ofrecen Solana y Ethereum. Las comparaciones con Solana empezaron a surgir luego de que supiera posicionarse rápidamente en el mercado crypto, con una capitalización de mercado de 42.000 millones de dólares en tan solo 1 año y medio, desde su lanzamiento.

Eso la puso rápidamente bajo la mirada pública, al escalar en poco tiempo como un competidor de Ethereum, como así también al registrar operaciones más rápidas y por valores más bajos que el gigante de los contratos inteligentes.

¿Qué es Ethereum?

Ethereum es mucho más que otra iniciativa dentro del mundo de las criptomonedas. Es mejor definida como una tecnología en la que es posible ejecutar programas informáticos y acciones como enviar criptomonedas a cualquier persona mediante smart contracts, potenciar aplicaciones que cualquiera puede usar, crear videojuegos, etc. La razón de su funcionamiento avanzado y versátil se debe a que se encuentra dentro de una cadena de bloques que se ejecuta siempre de la misma manera y con un alto nivel de seguridad, transparencia y autonomía.

Tiene su propia criptomoneda, llamada Ether, y su cadena de blockchain permite que otros proyectos, como por ejemplo, tokens y NFTpuedan desarrollarse dentro de su ecosistema. Para los desarrolladores, esta red se ha convertido en un espacio atractivo dado que presenta un idioma propio llamado Solidity y una plataforma accesible que permite generar nuevas aplicaciones.

Originalmente, Etherum se construyó sobre una base similar al de Bitcoin, ofreciendo algunas diferencias y convirtiéndose en la segunda mayor red blockchain del mundo. Se trata de una red descentralizada que no necesita del respaldo de instituciones financieras, dado que utiliza dinero digital. No posee límite preestablecido en la cantidad de unidades disponibles para la compra-venta y adicionalmente, cuenta con el mayor número de tokens y aplicaciones del mundo crypto.

¿Qué es Solana?

Solana surgió en  2020, en Ginebra, Suiza, y se diseñó con el objetivo de facilitar la creación de aplicaciones descentralizadas. Se habla de ella como uno de los proyectos que integran la tercera generación de criptomonedas y su acelerado crecimiento da muestras de eso.

Su característica más distintiva es su sistema de seguridad y minado, ya que funciona a través del método proof of history, que ayuda a ordenar todas las transacciones mediante  blockchain. Esta tecnología permite a la red definir el tiempo de cada transacción de forma independiente, reduciendo el consumo de energía. Esa es una de las características por las cuales llama tanto la atención.

Este tipo de innovaciones generan que la blockchain sea más segura, escalable y opere mejor que otras. Asimismo, sus costos y tiempos de transacción son mucho más bajos en relación a otros proyecto de mayor antigüedad, lo que automáticamente genera que sus tarifas sean más bajas, llegando a alcanzar un valor de $0.00025 por cada transacción.

Con respecto a su interoperatividad, Solana permite realizar transacciones en otras redes que no pertenecen a su ecosistema, algo que no se encontraba disponible aún en ningún otro proyecto.

Si nos enfocamos en la escalabilidad, sabemos que las blockchain de la tercera generación tienen una ventaja que los proyectos anteriores no, conocían el terreno y la adhesión que podían llegar a recibir de su audiencia.

En base a esto orientaron sus esfuerzos en intentar resolver uno de los principales problemas con el que las criptomonedas líderes se habían enfrentado: la escalabilidad. Con Solana, millones de usuarios pueden operar al mismo tiempo sin que la velocidad de la red se vea afectada.  

Por último, podemos decir que esta red opera con su propia moneda, dado que SOL es el token nativo de Solana, el cual le proporciona un medio de transferencia de valor y una gran seguridad a este blockchain.

¿Qué diferencia hay entre Ethereum y Solana?

Vamos a enfocarnos en cinco aspectos importantes: velocidad de procesamiento, tiempos de transacción, integración con otros sistemas, sistema de seguridad y minado.

  • Velocidad de procesamiento: Aseguran que en los próximos años podría alcanzar las 710.000 tracciones por segundo en los costos de operación. Por su parte, Ethereum, alcanza entre 15 y 40 transacciones por segundo, aunque con el proyecto de Ethereum 2.0 se estima que la cantidad de transacciones podría llegar a 100.000 en un segundo.
  • Tiempo de transacción: Los tiempos para realizar las transacciones en Solana actualmente rondan entre los 0.4 y 0.8 segundos, pero se espera que en un futuro llegue a alcanzar los 0.08 segundos, haciendo las transacciones realmente inmediatas. En Ethereum, una operación puede demorar entre 3 y 5 minutos en confirmarse.  
  • Costos de operación: En Ethereum 1.0 actualmente el valor de la operación es de entre $10 y $30 dólares, mientras que en Solana el costo de operación es de $0.00025. Esto la convierte en la blockchain más barata, con relación a su competencia.
  • Sistema de seguridad y minado: Ethereum 1.0 cuenta con un sistema de seguridad proof of work, similar a como funciona Bitcoin, pero con la puesta en marcha de Ethereum 2.0, pasará a un sistema de seguridad proof of stake.  Solana, por su parte, posee un método único creado por su equipo, denominado proof of history, un mecanismo que ayuda a ordenar y verificar las transacciones de forma independiente. Esta característica es fundamental en este proyecto porque todo indica que será lo que va a permitir reducir el tiempo de las transacciones en un futuro.
  • Integración con otros sistemas: Al igual que Bitcoin, Ethereum solo puede operar dentro de sus redes. Es posible realizar todo tipo de transacciones pero dentro de su ecosistema. Con Solana, pasa lo contrario, acá sí es posible operar en otras redes que no sean únicamente las propias.

Ahora, luego de haber leído las características de estos proyectos con alta credibilidad mundial, con grandes contribuciones al ecosistema, toca estudiar cómo vienen las nuevas generaciones de criptomonedas y cuáles serán sus aportes a la amplia comunidad blockchain.

¿Te gustó la nota?

¡Compartila!

Últimas Publicaciones

  • Fácil
  • Fácil
  • Intermedio
  • Fácil