¿Qué es PoA (Proof of Authority)?

Proof of Authority (PoA) es un mecanismo de consenso que sirve para que distintos participantes de la misma red decidan qué transacciones y los bloques se van a agregar a la blockchain. En este caso, el incentivo que tienen los participantes para actuar de manera honesta es proteger su reputación. Este sistema es capaz de procesar muchas transacciones por segundo, pero no se destaca por su descentralización. Veamos en qué consiste Proof of Authority, sus características y posibles casos de uso. 

¿Cómo funciona el consenso de Proof of Authority?

La gran mayoría de los mecanismos de consenso propuestos en el contexto de una blockchain se basan en Proof of (algo valioso). Es decir que quien decide qué transacciones son válidas tiene que ofrecer algo de valor a cambio para probar su compromiso. Si no hace bien su trabajo, puede perder eso que puso en juego. 

En el caso de Proof of Work, los mineros invierten en hardware y energía eléctrica. Si sus bloques son rechazados por la red, no reciben recompensa y pierden los recursos invertidos. En cambio, en Proof of Stake se les pide a los validadores que bloqueen monedas en un contrato inteligente. Igual que antes, un mal comportamiento puede resultar en la pérdida de esos fondos. 

Proof of Authority sigue el mismo sistema, pero el recurso valioso que los validadores ponen en juego es su reputación. En vez de usar penalidades monetarias, la garantía del buen comportamiento se basa en el deseo de los participantes de conservar su reputación. Para que PoA funcione, los validadores deben revelar sus identidades reales. Los perfiles públicos y conocidos son lo que más incentivos van a tener para actuar de manera honesta, porque tienen mucho que perder. 

La reputación es un activo escaso y difícil de conseguir, igual que la energía eléctrica o el dinero. Quien tiene buena reputación no la quiere perder. 

Condiciones para implementar Proof of Authority

Para que un algoritmo de consenso como PoA funcione bien, se deben cumplir ciertas condiciones. Veamos algunas de ellas:

  • Identidades conocidas

Como mencionamos arriba, todo el sistema del PoA se basa en conocer las identidades de sus validadores. De esa manera, sus reputaciones reales se verían afectadas en el caso de que actúen de manera deshonesta. Como su nombre lo indica, lo ideal es que estas personas sean autoridades con años de buena reputación. Así, están siempre incentivados a protegerla. 

  • Sistema estándar para elegir validadores

Un aspecto muy importante para todas las blockchains que utilicen PoA es el sistema a seguir para elegir validadores. Este tiene que ser suficientemente riguroso como para no aceptar personas que puedan poner en riesgo la red. A modo de comparación, para ser un validador de Ethereum hay que bloquear 32 ETH. Ese requerimiento mínimo es difícil de determinar cuando el activo valioso no es plata sino alto intangible como la reputación. 

Más allá de eso, el sistema tiene que ser justo. Es decir, todas las personas que reúnan los requisitos deben tener la misma posibilidad de ser elegidos. Esto asegura que no haya favoritismos ni complots que le puedan dar mucha influencia a un grupo de personas. 

¿Cuáles son las ventajas de PoA?

La principal ventaja que presenta el mecanismo de consenso Proof of Authority es la escalabilidad. Al tener solo unos pocos validadores con su reputación en juego, se llega al consenso más fácil. Bitcoin, por ejemplo, tiene miles de mineros independientes que compiten por crear el próximo bloque y subirlo a la blockchain. En cambio, PoA puede funcionar con menos de una docena de validadores. Es mucho más fácil que 10 personas se pongan de acuerdo antes que 1000 personas. 

El resultado de tener pocos validadores es un aumento en la cantidad de transacciones por segundo que la blockchain puede procesar. Esto significa que la red puede ser tener muchos usuarios operando al mismo tiempo y que las transacciones sigan siendo rápidas y baratas. 

¿Cuáles son las desventajas de PoA?

La misma característica de PoA de tener poco validadores, la cual permite conseguir escalabilidad, también trae desventajas. Una red controlada por pocas personas o entidades es una red poco descentralizada. ¿Qué tiene de malo eso? Si se pierde la descentralización, también se pierde la inmutabilidad y la resistencia a la censura. Entonces, los mecanismos de Proof of Stake y Proof of Work son más seguros que Proof of Authority.  

Estas características no hacen a Proof of Authority mejor o peor que otros sistemas, simplemente lo hacen útil para casos diferentes. Veamos algunos ejemplos donde una blockchain con PoA podría ser beneficiosa. 

Posibles casos de uso de Proof of Authority

  • Cadena de suministros 

La blockchain puede servir para registrar la cadena de suministros de materiales o productos de forma confiable y transparente. En este caso, como la información que se guarda en la blockchain no son transacciones con valor financiero, no hace falta tener requerimientos tan altos de seguridad. Sin embargo, el volumen de información de una cadena de suministros puede ser muy grande. Por eso es clave que la red pueda procesar muchas transacciones por segundo sin congestionarse. Esa es exactamente una de las características de Proof of Authority.

  • Blockchain para empresas

Actualmente, Microsoft tiene un servicio llamado Azure blockchain solutions que ofrece el armado de blockchains para empresas. La idea es que cualquier negocio pueda integrar la blockchain para mediar interacciones con otros negocios, facilitar la auditoría de información o lograr más transparencia en cualquier proceso. Microsoft desarrolla blockchains rápidas, flexibles y no necesariamente descentralizadas utilizando Proof of Authority.